Diferencia entre amiloide y prión.

Los amiloides y los priones son sinónimos de trastornos neurodegenerativos, trastornos que causan degeneración en el cerebro. Los amiloides no son específicos del cerebro, ya que pueden causar trastornos en cualquier órgano del cuerpo. En términos neurológicos, los trastornos neurodegenerativos humanos de los que los amiloides y los priones son directa o indirectamente responsables son aquellos como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Comprender el funcionamiento de los amiloides es un elemento importante para comprender los priones y la neurodegeneración.

Diferencia entre amiloide y prión.

Definición y fisiopatología

Los amiloides (una formación formada por muchas partes ensambladas entre sí) son agregados de una estructura en forma de barra con la repetición de un tipo particular de proteína. Cuando las células plasmáticas anormales que surgen de la médula ósea forman proteínas de cadena ligera anormales, ingresan al torrente sanguíneo y forman depósitos de amiloide. Estos depósitos pueden causar acumulación en cualquier órgano vital del cuerpo (como el cerebro, el corazón o los intestinos), lo que da como resultado varias afecciones médicas graves.

Los priones son una forma anormal o compleja de proteínas específicas de amiloides depositadas en el cerebro, lo que las hace contagiosas y capaces de regenerarse indefinidamente. En otras palabras, los priones se definen como una subclase de amiloides en los que la agregación de proteínas se ha vuelto contagiosa y ha alterado el estado de autoproducción. Los príncipes tienen la capacidad de transmitir su forma de proteína no digerida a las mismas proteínas que se encuentran en un estado normal.

Los priones son responsables de los trastornos neurodegenerativos que pueden ocurrir en humanos y animales. Esto se debe a que la proteína no digerida se vuelve más difícil de descomponer con las enzimas y, en cambio, se acumula en las neuronas, lo que lleva a la destrucción. A medida que avanza esta destrucción neuronal, un patrón similar a una esponja se llena gradualmente de agujeros en el tejido cerebral.

Posibles Causas

Los amiloides se producen cuando las células de la médula producen células plasmáticas sanguíneas anormales. Estas células plasmáticas anormales producen tipos anormales de proteínas de cadena ligera. Cuando las proteínas de cadena ligera anormales ingresan al sistema circulatorio (torrente sanguíneo), se depositan en órganos vitales de todo el cuerpo. Esto puede deberse a:

  • Componentes genéticos o hereditarios (que afectan los ojos, el corazón, los riñones y el cerebro)
  • Enfermedades crónicas y cánceres.
  • mutaciones celulares
  • Infecciones raras
Descubre también la:  Diferencia entre Border Collie y Pastor Australiano

Los priones son proteínas malformadas que hacen que los amiloides se depositen en el cerebro. Genéticamente, el gen PRNP es responsable de dirigir el cuerpo a un producto de proteína priónica. Cuando este gen muta, puede causar una producción anormal de proteínas, lo que lleva a enfermedades específicas del prión en el cerebro. La enfermedad priónica también puede ocurrir de vez en cuando, lo que lleva a otras enfermedades específicas del cerebro.

Señales

Los síntomas de los depósitos anormales de proteína amiloide varían y dependen del tejido u órgano afectado por los depósitos.

La enfermedad priónica, causada por proteínas priónicas malformadas que generan amiloides en el cerebro, a menudo se presenta con los siguientes síntomas:

  • Dificultades de memoria y cambios en el juicio
  • cambios de personalidad
  • Confusión, dificultad para hablar y/o inquietud
  • Cambios en la coordinación y espasmos musculares involuntarios
  • Disminución de la calidad visual o ceguera

Diagnóstico

La presencia de amiloides en los órganos afectados puede diagnosticarse específicamente mediante biomarcadores. Estos incluyen la medición de los cambios en el tamaño y las funciones de los órganos, la medición de los niveles de proteínas específicas en la sangre, el líquido cefalorraquídeo y las exploraciones (MRI, CT, PET).

Las proteínas priónicas en el cerebro que causan la enfermedad priónica se pueden diagnosticar escaneando el cerebro para medir la función y el tamaño, analizando el líquido cefalorraquídeo para detectar marcadores neurodegenerativos y específicos de la enfermedad priónica, y EEG para registrar cambios en la actividad eléctrica del cerebro.

Tratamiento

El tratamiento de los amiloides depende de dónde se produzcan. La única forma de eliminar completamente la producción de amiloides es someterse a quimioterapia intensiva para destruir las células sanguíneas anormales en la médula ósea que son responsables de la producción de amiloides. No hay otra forma de tratar los amiloides y los trastornos que se producen a causa de ellos se tratan de forma específica.

Descubre también la:  Diferencia entre Acalasia y Esofágica estricta

El prión que causa la enfermedad priónica se puede tratar con medicamentos, vida asistida asociada con la neurodegeneración, manteniendo la hidratación y la ingesta de nutrientes. Esto no cura la producción de priones ni la neurodegeneración, pero proporciona una forma de mejorar la calidad de vida y tratar los síntomas relacionados.

entre amiloide y prión

Resumen de amiloide vs prión

Los amiloides y los priones están asociados con el desajuste de proteínas y ciertos trastornos neurodegenerativos. En el caso de los amiloides, las proteínas no digeridas pueden provocar trastornos en cualquier órgano en el que se depositen. Los príncipes, sin embargo, son las proteínas indiferenciadas que pueden causar amiloides en el cerebro y para los cuales los trastornos relacionados se limitan al cerebro. Para los trastornos neurodegenerativos, los amiloides son responsables de la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, donde los priones son responsables de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

Preguntas frecuentes

¿Son los priones un tipo de amiloide?

Los amiloides son agregados con estructura fibrilar compuestos por la repetición de una determinada proteína. Los priones se definen como una subclase de amiloides. Con los priones, el agregado de proteínas se vuelve autosuficiente y luego se vuelve infeccioso; esta es la causa de muchas enfermedades neurodegenerativas fatales, como la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob.

¿Cómo se relacionan las placas amiloides con los priones?

Se han encontrado placas de amiloide en el cerebro de personas con la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob. La enfermedad de Creutzfeldt-Jacob es una enfermedad causada por priones. La tembladera es otra enfermedad priónica, esta vez encontrada en animales, con placas amiloides compuestas de proteínas priónicas.

¿Cuál es la diferencia entre prión y proteína?

La principal diferencia entre una proteína y un prión está en la estructura: los pines están mal plegados y pueden cambiar la forma de otras proteínas similares, lo que se vuelve infeccioso.

¿La beta amiloide es un prión?

Debido a su capacidad de autopropagación, así como a la presencia de algunos «granos» únicos, la beta amiloide comparte muchas propiedades irreconocibles con los priones. Probablemente sean estos síntomas los que hacen posible convertirse en príncipe durante una enfermedad.

Wlip.es

Somos entusiastas de la tecnología, la ciencia y sus avances. Nuestra curiosidad nunca se sacia y por eso intentamos investigar y conocer cada día más cosas. Te traemos las diferencias más curiosas sobre conceptos, cosas y mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *