Diferencia entre autoclave y esterilizador de calor seco

Gracias a los avances tecnológicos, los métodos de esterilización han evolucionado a lo largo de los años. Actualmente se utilizan en el laboratorio varios métodos de esterilización diferentes. Sin embargo, el autoclave con vapor es el método de esterilización preferido en la mayoría de los laboratorios. Aunque el autoclave es un método de esterilización limpio, rápido, confiable y de bajo costo sin los riesgos ambientales, todavía se usa ampliamente en los hospitales. Dicho esto, existen tres métodos de esterilización comúnmente utilizados: el autoclave de vapor, el esterilizador de vapor químicamente insaturado y la esterilización por calor seco. Solo discutiremos los métodos de autoclave de vapor y esterilización por calor seco.

El vapor se esteriliza mediante una cavidad especializada inducida por presión llamada autoclave que utiliza vapor a alta presión para esterilizar equipos y suministros. Es uno de los métodos más comunes y antiguos de esterilización de instrumentos y materiales, utilizado principalmente en consultorios dentales. Los autoclaves están disponibles en varios tamaños y tipos. Otro método común utilizado para la esterilización en los consultorios dentales es el calor seco. Uno de los métodos más simples de esterilización por calor seco es la ignición directa. Aunque la esterilización por calor seco es relativamente más lenta que el procesamiento en autoclave, es buena para instrumentos que tienden a oxidarse en autoclaves húmedos. Veamos en detalle los dos procesos de esterilización.

¿Qué es un Autoclave?

La esterilización implica la destrucción de todos los alimentos microbianos, como lo demuestra la muerte de las esporas bacterianas altamente resistentes. Es el nivel más alto de destrucción microbiana. La esterilización por vapor o autoclave es uno de los métodos más comunes y ampliamente utilizados para la esterilización en las prácticas dentales. Proceso se refiere al proceso de esterilización de instrumentos que utilizan tiempo, temperatura y presión para matar todos los alimentos microbianos, incluidas las esporas. Un autoclave es una cámara de presión, un tipo de recipiente que utiliza vapor a alta presión para esterilizar equipos y suministros. Se cree que este es uno de los métodos de esterilización más efectivos, que destruye todos los microorganismos, tanto patógenos como no patógenos, incluidas las esporas y los virus. La esterilización en autoclave requiere un mínimo de 121 grados centígrados (250 grados Fahrenheit) con una presión de vapor de 15 libras por pulgada cuadrada (psi), durante 15 minutos para garantizar la esterilización.

Descubre también la:  Diferencia entre Epiphone Casino y Sheraton

¿Qué es la esterilización por calor seco?

La esterilización por calor seco es otro método de esterilización común que usa tiempo y calor para matar todos los alimentos microbianos, incluidas las esporas microbianas y los virus. Este proceso se esteriliza básicamente usando un horno. Los hornos de calor seco se utilizan para esterilizar artículos que pueden corroer el autoclave de vapor. La unidad requiere mantenimiento y no corroe ni oxida los instrumentos y equipos. El tiempo necesario para la esterilización depende de la temperatura del horno. La esterilización por calor seco generalmente toma alrededor de una hora a 340 grados Fahrenheit o 2 horas a 320 grados Fahrenheit. Solo debe usarse para artículos que hayan sido dañados por el calor húmedo o que no puedan contaminarse. La única desventaja de la esterilización por calor seco es que es relativamente más lenta que la esterilización en autoclave.

Diferencia entre autoclave y esterilizador de calor seco

Método de autoclave y esterilizador de calor seco

Si bien el autoclave y la esterilización por calor seco son dos de los métodos de esterilización más utilizados en las prácticas dentales, el autoclave es uno de los métodos más comunes y antiguos para esterilizar instrumentos y materiales, principalmente en hospitales. La esterilización en autoclave se refiere al proceso de esterilización de un instrumento que usa tiempo, temperatura y presión para matar todo tipo de alimentos microbianos, pero la esterilización por calor seco es esencialmente esterilización usando un horno que usa tiempo y calor para matar todos los alimentos microbianos, incluidas las esporas microbianas. y virus

Condiciones de esterilización

Para garantizar la esterilización, la cámara de presión o autoclave debe aumentar la temperatura del vapor de saturación a por lo menos 121 °C o 250 °F con una presión de vapor de 15 a 16 libras por pulgada cuadrada (PSIG) durante 15 a 30 minutos. Es importante seguir las instrucciones específicas del autoclave con el que está trabajando. La esterilización por calor seco suele tardar aproximadamente una hora a 340 °F o 2 horas a 320 °F. Los instrumentos deben estar secos antes de la esterilización y la puerta no debe abrirse hasta que se complete el ciclo completo.

Descubre también la:  Diferencia entre el cangrejo Bairdi y el cangrejo Opilio

Aplicaciones de autoclave vs esterilizador de calor seco

La esterilización por vapor se puede utilizar para todo lo que pueda absorber calor y humedad, pero el vapor puede penetrar materiales densos como contenedores, envoltorios, tubos de PVC, etc. El vapor también puede dañar los artículos de plástico y caucho. También se utilizan para descontaminar residuos biológicos. Aunque la esterilización por calor seco es relativamente más lenta que el autoclave, se usa ampliamente para esterilizar materiales que pueden dañarse con la humedad o que no pueden contaminarse con vapor. Se utilizan para extraer pirógenos de la cristalería, comúnmente en la industria farmacéutica. Sin embargo, no se debe usar calor seco en artículos de caucho blando.

Autoclave vs. esterilizador de calor seco:

Resumen de Autoclave vs. Esterilizador de Calor Seco

Aunque el costo inicial de compra y propiedad de los autoclaves de vapor es más alto que el de los esterilizadores de calor seco, pueden procesar varios artículos simultáneamente en el menor tiempo posible. Si bien el costo operativo es prácticamente el mismo para ambos métodos de esterilización, los esterilizadores de calor seco requieren menos mantenimiento que los autoclaves de vapor, gracias a su diseño y funcionamiento sencillos. Los autoclaves, por otro lado, se pueden usar para todos los artículos que pueden absorber calor y humedad. Los esterilizadores de calor seco se utilizan ampliamente para esterilizar materiales que pueden dañarse con la humedad o que no pueden contaminarse con vapor.

Wlip.es

Somos entusiastas de la tecnología, la ciencia y sus avances. Nuestra curiosidad nunca se sacia y por eso intentamos investigar y conocer cada día más cosas. Te traemos las diferencias más curiosas sobre conceptos, cosas y mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *