Diferencia entre hipoxia y anoxia

¿Qué es la hipoxia?

La hipoxia es un término médico que describe la falta de oxígeno suficiente para mantener las funciones normales de la vida. La gravedad de la hipoxia puede variar y puede ser aguda o crónica. Algunos tejidos pueden tolerar la hipoxia durante un cierto período de tiempo, mientras que otros se dañan severamente debido a la falta de oxígeno.

Los síntomas que pueden ocurrir en esta condición incluyen:

  • Cambios en el color de la piel (moretones);
  • Dificultad para respirar, respiración rápida;
  • Tos, sibilancias;
  • palpitaciones;
  • Vértigo;
  • Transpiración;
  • Fatiga cronica;
  • Dolor de cabeza;
  • Insomnio;
  • Dolor y/u opresión en el pecho, etc.

Si la hipoxia afecta el cerebro, los síntomas incluyen:

  • concentración difícil;
  • Pérdida de memoria temporal;
  • Capacidad reducida para moverse;
  • Dificultad para tomar decisiones acertadas;
  • Coma;
  • Embargo.

A veces se utiliza hipoxia como sinónimo de hipoxemia. La hipoxemia es en realidad un término que significa baja saturación de oxígeno en la sangre arterial. La hipoxia puede provocar hipoxemia en varios tejidos y órganos.

Si la hipoxia afecta el cerebro, puede causar rápidamente daño cerebral o la muerte.

Los tipos de hipoxia son:

  • Hipóxico hipóxico – una disminución en la presión parcial de oxígeno en el aire inhalado o dificultad en la penetración de oxígeno a través de las vías respiratorias;
  • Hipoxia hematológica: capacidad reducida de la hemoglobina para unirse y transportar moléculas de oxígeno;
  • Hipoxia circulatoria: función alterada del sistema cardiovascular;
  • Hipoxia mixta: una combinación de los tipos anteriores.

La hipoxia puede deberse a:

  • Enfermedades respiratorias: asma bronquial, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, edema pulmonar, neumonía, enfisema, etc.;
  • Enfermedades de los órganos circulatorios: infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca, embolia pulmonar, estenosis de la válvula aórtica, hipertensión pulmonar, derivación cardíaca, estenosis de la válvula tricúspide, etc.;
  • Lesiones, intoxicaciones y factores externos: mal de montaña, inhalación de monóxido de carbono, inhalación de humo, inhalación de dióxido de azufre, etc.
  • Enfermedades infecciosas y parasitarias: moquillo, difteria, infección por hantavirus;
  • Anomalías congénitas, deformidades y aberraciones cromosómicas: malformación arteriovenosa pulmonar, insuficiencia cardíaca congestiva, etc.;
  • Enfermedades del sistema digestivo: pancreatitis aguda, insuficiencia hepática;
  • Enfermedades del sistema endocrino, trastornos nutricionales y metabólicos;
  • Enfermedades del sistema nervioso – síndrome neuroléptico maligno;
  • Algunas condiciones que ocurren en el período perinatal – asfixia neonatal.
Descubre también la:  Diferencia entre masa molar y masa molecular

Se realizan varias pruebas para diagnosticar la hipoxia: análisis de sangre, pruebas de imagen, pruebas en el sistema nervioso.

El tratamiento de la hipoxia depende de la duración de la privación de oxígeno. Su objetivo es que los niveles de oxígeno del cuerpo vuelvan a la normalidad. Esto puede incluir poner al paciente en un ventilador para obtener suficiente oxígeno o reanimación cardiopulmonar.

¿Qué es la anoxia?

Anoxia es un término médico que describe la condición en la que el cuerpo o partes del cuerpo pierden por completo su suministro de oxígeno. Por lo general, la anoxia es el resultado de la hipoxia.

La anoxia inhibe el funcionamiento de los órganos que necesitan oxígeno para funcionar, como el corazón, los riñones, el cerebro y varios tejidos del cuerpo.

La falta de oxígeno sin tratamiento es extremadamente dañina e incluso puede ser fatal.

La anoxia es particularmente dañina para el cerebro. Unos momentos de ira pueden causarle daños irreversibles. Una falta total de oxígeno mata las células cerebrales y afecta las funciones cerebrales. Es más probable que la anoxia prolongada provoque complicaciones a largo plazo y la muerte.

Si la anoxia afecta el cerebro, los síntomas incluyen:

  • Cambios de personalidad y estado de ánimo;
  • Cambios en el juicio;
  • Pérdida de memoria;
  • habla arrastrada;
  • Problemas con el movimiento de las extremidades;
  • Debilidad;
  • mareo;
  • Inquietud;
  • Dolor de cabeza;
  • Problemas de concentración.

Si el cerebro experimenta anoxia durante cuatro o cinco minutos, aparecen otros síntomas, como alucinaciones, convulsiones y pérdida repentina del conocimiento.

Los tipos de anoxia son:

  • Anoxia anoxa – debido a una cantidad insuficiente de oxígeno;
  • Anoxia anémica: ocurre cuando la sangre no puede transportar una cantidad adecuada de oxígeno a los órganos;
  • Anoxia tóxica: como resultado del envenenamiento con toxinas;
  • Anoxia estancada: ocurre cuando la sangre no llega a un determinado órgano que la necesita.

Las causas de la anoxia son:

  • Concentración de hemoglobina baja o ineficaz en la sangre;
  • Ingestión de toxinas u otros productos químicos;
  • intoxicación por monóxido de carbono;
  • Problemas cardiovasculares: insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, latidos cardíacos irregulares, etc.
  • Cantidad limitada de oxígeno a gran altura;
  • Trabajo obstructivo de los pulmones, ej. por atragantamiento, casi ahogamiento, asma, neumonía, asma, etc.
Descubre también la:  Diferencia entre agua desionizada y agua destilada

Se utilizan varias pruebas para diagnosticar la anoxia. Estos son análisis de sangre, pruebas de imagen, pruebas del sistema nervioso.

El tratamiento de la anoxia depende de la duración de la privación de oxígeno. Su objetivo es que los niveles de oxígeno del cuerpo vuelvan a la normalidad. Esto puede incluir poner al paciente en un ventilador para obtener suficiente oxígeno o reanimación cardiopulmonar.

Diferencia entre hipoxia y anoxia

  1. Definición

Hipoxia: La hipoxia es un término médico que describe la falta de oxígeno en los tejidos del cuerpo.

Anoxemia: Anoxia es un término médico que describe la falta total de oxígeno en los tejidos del cuerpo.

  1. Tipos

Hipoxia: Los tipos de hipoxia son los siguientes: hipoxia hipóxica, hipoxia hematológica, hipoxia circulatoria e hipoxia mixta.

Anoxemia: Los tipos de anoxia son: anoxia anoxia, anoxia anémica, anoxia tóxica y anestesia estancada.

  1. Daño

Hipoxia: Cuanto más completa sea la privación de oxígeno, más grave será el efecto sobre el tejido afectado.

Anoxemia: El efecto es más severo que en la hipoxia debido a la falta total de oxígeno.

Hipoxia vs. Anoxia:

Resumen de los versos de Hipoxia Anoxia

  • La hipoxia es un término médico que describe la falta de oxígeno en los tejidos del cuerpo.
  • Anoxia es un término médico que describe la falta total de oxígeno en los tejidos del cuerpo.
  • La hipoxia puede ser hipoxia hipóxica, hipoxia hematológica, hipoxia circulatoria e hipoxia mixta.
  • La anoxia puede ser anoxia anoxia, anoxia anémica, anoxia tóxica y anoxia estancada.
  • Cuanto más completa sea la privación de oxígeno, más grave será el efecto sobre el tejido afectado. El efecto de la anoxia es más severo que el de la hipoxia, debido a la falta total de oxígeno.

Wlip.es

Somos entusiastas de la tecnología, la ciencia y sus avances. Nuestra curiosidad nunca se sacia y por eso intentamos investigar y conocer cada día más cosas. Te traemos las diferencias más curiosas sobre conceptos, cosas y mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *